Reconsituyendo la atmósfera de hace 800 mil años a través del hielo

El humano lleva muy poco tiempo existiendo, hace 1.8 millones de años que empezó a evolucionar. Casi 2 millones de años puede parecer una eternidad, pero teniendo en cuenta que el universo se originó hace 4600 millones de años, hemos estado aquí sólo un suspiro.

La Tierra tiene una larga historia, y la manera que tenemos de conocerla es a través de los registros que han quedado. Tenemos las partes de los seres vivos fosilizadas, huellas o rastros llamados icnofósiles, estratos o capas que se superponen una sobre otra. Pero, ¿cómo puede reconstruirse la atmósfera que existía antes, para conocer el clima?  

Existe un medio que contiene grandes cantidades de aire almacenadas: el hielo. El aire contiene gases, como lo es el CO2. Este gas es uno de los principales determinantes de la temperatura de la Tierra, que ha existido siempre en diferente medida. Por lo tanto, es posible saber qué temperatura había midiendo los niveles de CO2 que existen.  

La formación del hielo ocurre cuando cae nieve. En zonas donde hay mucha precipitación y frío, sólo nieva sin que llegue a congelarse en hielo, como por ejemplo en Groenlandia. Donde es más seco, la nieve cae y por el peso se compacta, formando el hielo, como en la Antártida. En la nieve el aire puede salir con más facilidad, pero en el hielo bajo presión, el aire ya no puede moverse y se forman pequeñas burbujas con aire atrapado. En este hielo también hay estratigrafía, como mencionábamos al principio. Esto es de ayuda para localizar las muestras dentro del tiempo.

Para estudiar este hielo, es necesario que se encuentre en estas zonas de poca precipitación, pero con bajas temperaturas. La Antártida es excelente para registros de tiempos antiguos, de incluso 800,000 años atrás. Los científicos taladran el hielo para tomar muestras llamadas Ice Cores, o tristemente traducido al español como testigo de hielo. Estas muestras se derriten para liberar el gas, y medir la composición del aire, y así reconstituir la atmósfera mediante los niveles de CO2.

En la siguiente gráfica se observan tales niveles a través de 800,000 años. Se puede observar que existían fluctuaciones normales, hasta llegar a la época postindustrial. Aquí despegó el CO2, lo que dio el resultado del calentamiento global. En la  época preindustrial  el dióxido de carbono no pasaba el de 300ppm. Hoy llega a 400ppm, debido a la quema de combustibles fósiles que comenzó desde la revolución industrial y nuestro acelerado consumismo.

Niveles de CO2 expresado en ppmv a través de los años.

Tan poco tiempo llevamos en esta Tierra, y hemos causado una crisis enorme. Es importante tener en cuenta que este calentamiento global es alarmante dado que las especies están sufriendo un cambio de ambiente muy rápido, quitándoles las posibilidades de adaptarse. Situarnos dentro del transcurso del tiempo de esta tierra pone en perspectiva no sólo lo que hemos causado, sino también el papel que desempeñamos como personas. Somos únicamente un momento durante la historia evolutiva del planeta, y la tierra continuará su camino con o sin nosotros.

Con información de The Climate Energy Challenge HarvardX, Daniel P. Shrag.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close