Obsolescencia programada: lo que compras está fabricado para fallar

Cada cierto tiempo es necesario que cambies de celular porque deja de funcionar, la memoria se acaba aunque hayas borrado todas las apps y hasta la pila le dura menos. Aunque algo no te huele bien, y crees que debería de estar funcionando, sabes que es tiempo de cambiarte a uno nuevo, que funciona a la perfección. Hasta que en unos meses se repite el ciclo, y es de nunca acabar. Somos esclavos de la necesaria renovación de tecnología. Esta historia no sólo ocurre con los celulares, también con computadoras, focos, ropa prácticamente todo lo que compramos hoy en día.

En el siglo pasado, las cosas se producían para durar. Se elegían los mejores materiales y el costo estaba relacionado con esto y con la existencia de otro tipo de valores, en el que el esfuerzo para producir por ejemplo una mesa, era de trabajo humano, es decir tiempo, conocimiento y trabajo manual. Hoy los valores han cambiado por la rápida elaboración, más impersonal y donde el material no importa tanto, lo que se valora es que sea nuevo y de moda, aunque a los seis meses tu playera de la cadena textil de moda ya tenga agujeros. Siendo el costo muy bajo, a la gente no le pesa salir a comprar la nueva edición, pero a la larga esto es más costoso ambiental y socialmente.

A este fenómeno se le conoce como obsolescencia programada. Es una estrategia que han creado las manufactureras para que lo que compres tenga una fecha para  que deje de servir, aunque pudiera seguir funcionando. Parece casi conspiracional, pero es un hecho comprobado por todos nosotros. Usando este mecanismo, las empresas se aseguran que siempre tengas que estar regresando con ellos a comprar de nuevo el producto. También es frecuente que no se vendan las refacciones, así aunque quieras arreglarlo, no podrás encontrar la pieza. En casa tenemos una máquina de coser que tiene por lo menos 25 años, y hace poco una pieza se salió de lugar. Al llevarla a una de estas tiendas del centro de la ciudad, lograron encontrar una solución después de buscar muchísimo, dado que esas piezas ya no las fabrican. Explicaron también que las máquinas de coser “modernas” son una pieza completa, donde si quieres cambiar una pieza es imposible y tienes que tirar la máquina para comprar otra. El consumidor jamás es informado de que esto va a pasar, y tampoco existe defensa legal al respecto. Las empresas olvidan que vivimos en un planeta de sistema cerrado, donde los recursos son limitados. ¿A dónde imaginarán que va a parar todo lo que sus compradores desechan? Todo esto se continúa acumulado día tras día, contaminando el suelo y las aguas del planeta hasta que esté totalmente saturado.

Volvamos a cómo eran los tiempos antes. Existe un foco llamado Centennial Bulb, que se creó en 1900 y que sigue existiendo al día de hoy, alumbrando como desde el primer día. Incluso tiene Web Cam 24/7 y la puedes ver aquí. En aquel siglo las bombillas duraban mucho más de lo que ahora lo hacen, la Centennial bulb fue un caso excepcional, pero las demás no distaban mucho de ese tiempo de vida, y dicha bombilla es el ejemplo que es posible que se alargue la vida de los focos. En los últimos años las luces LED han tomado fuerza, que ocupan menos de la mitad de energía comparado con las focos normales o incandescentes, no emiten CO2 y llegan a durar hasta por 40 años. Es un peso menos encima, y poco a poco se está extendiendo la conciencia en la sociedad para exigir mejores alternativas. El caso de la ropa fast fashion es similar: ahora se buscan opciones de mejor calidad sobre las que tienen hábitos poco sostenibles.

Como consumidores tenemos que estar informados ante este tipo de prácticas abusivas por parte de las fábricas, para poder estar alerta sobre qué alternativas nos convienen y cuáles no. Tristemente hay algunas en las que no se puede hacer mucho, como los celulares o computadoras. Pero hay otras muchas en las que sí se puede, como elegir ropa de buena calidad, preferir básicos sobre cosas de moda y no escatimar sobre el precio, porque en las cosas importantes lo barato termina saliendo caro.


Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Anuncios
Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close