Nuestras madres y la Madre Tierra

El día de las madres es una de las efemérides más importantes en México, si no es que la más. La mamá es la figura más importante en el país, y los mexicanos tienen una relación sumamente estrecha con dicho símbolo, que va incluso más allá de la que nos engendró. Llega hasta abuelas, tías e incluso señoras. El corazón de las madres mexicanas puede alojar a todo el país dentro de sí, todos somos mijitos de las señoras en la calle, y hasta uno se siente apapachado de saber que si vas a comer quesadillas, serás tratado como en casa. Y esto está relacionado con la herencia que hemos adquirido de conexión con la naturaleza.

Como hemos platicado antes, la mujer y la naturaleza han sido vinculadas por culturas y religiones de todas partes del mundo y en todas las épocas también. La mujer tiene dentro de sí el instinto de cuidar y sacar adelante a todas las formas de vida, desde vegetales hasta humanas. Nuestros antepasados prehispánicos tenían un vínculo estrecho con la madre Tierra, y hasta hoy en día todos los mexicanos llevamos un pedacito de esta alma guerrera para defender lo nuestro. Gracias al desarrollo de esta cultura centrado en la madre, se han podido llevar familias con hombres, abuelos y hermanos que han llevado el papel de madres. Ser mamá va más allá del género y vínculo sanguíneo.

Las madres enseñan a los hijos desde lo más vital para sobrevivir. Pero aún más importante es el concepto de cuidado que va implícito en las mamás. Nos han enseñado que un ser humano puede llegar a ser funcionar si se le da los cuidados necesarios. Y esta enseñanza es la que llevamos marcada en el corazón, aunque no nos demos cuenta. Sabemos que tenemos que cuidar nuestro planeta para que pueda existir muchos años más.

La naturaleza se encarna en los cuerpos de nuestras madres para comunicar toda su sabiduría de la boca de la persona que nos trajo dentro de sí por nueve meses. Todas las madres han dejado en nosotros alguna enseñanza ambientalista. Mi mamá fue la que inculcó en mí el concepto de Zero Waste, que obviamente todavía no existía como tal. Ella me enseñó que los recursos son valiosos, que aunque algo diga ser desechable, no tiene que ser obligatoriamente así. Cuando yo iba al kínder se valoraba más llevar una botella plástica para desecharla, ¡cada día! Pero mi mamá siempre me mandaba con reutilizables. Como niño era difícil hacer las cosas distinto a todos, pero conforme fui creciendo descubrí el valor de lo que me habían enseñado. Esta manera de hacer las cosas de diferente modo me dio fuerza para ser quien soy hoy, y además que exista este proyecto que no se creó por moda, sino por una vida de experiencia en estilo de vida alternativo. Por suerte hoy ya es cool tener consciencia ecológica. Mi abuela me enseñó el amor a las plantas y a la tierra. En ella entendí la magia que tienen las mujeres con la naturaleza: todo lo que toca reverdece y siempre pareciera que está cubierta de flores. Así son todas las mamás, llevan dentro de sí la energía creadora equiparable solamente con la de la Madre Tierra.

Te invito a que hoy hagas también una reflexión sobre la cultura ambiental que has aprendido de tus figuras maternas, y más importante aún, que las compartas con ellas y les des gracias por haberte formado como el ser tan especial y único que eres.

Anuncios
Categorías Sin categoría

1 comentario en “Nuestras madres y la Madre Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close