Un día para seguir el ritmo de la Tierra

Vivimos en tiempos de dependencia total de la electricidad. Cuando trabajamos lo hacemos en la computadora, y para descansar nos pasamos al celular y después a la televisión. Nuestra vida entera gira en torno a estar pegados a una pantalla, y por consecuencia, a la electricidad. Sabemos que el uso de la electricidad es uno de los factores que más emite dióxido de carbono, metano y dióxido de carbono, dado que se obtiene por la quema de combustibles fósiles. Esto es lo que produce el cambio climático, acelerando la pérdida de ecosistemas y biodiversidad.

Por suerte ya existen varias iniciativas como las energías limpias para producir electricidad. No sólo dependemos de lo que las grandes plantas productoras de energía hacen, también hay iniciativas que motivan a que todos pongamos nuestro granito de arena. Tal fue el evento celebrado el fin de semana pasado: la Hora del Planeta, en la que todos alrededor del mundo apagaron sus luces y eléctricos durante una hora para dar un respiro a la Tierra. Varias ciudades de México se unieron a este evento, donde se apagaron las luces de los monumentos más importantes, oficinas gubernamentales y empresas.

Dentro de la comunidad de Verso perla pluma flor se preguntó si habían logrado apagar la mayoría de sus aparatos electrónicos y luces. De 50 personas, 25 dijeron que sí pudieron hacerlo, mientras que la otra mitad no pudo. Todos los participantes están comprometidos con el medio ambiente, y los resultados demuestran que a pesar de tener fuertes convicciones al respecto, no siempre es posible cambiar por completo nuestros hábitos. También hay que tomar en cuenta que el evento tuvo lugar en la noche, donde es casi imposible hacer otra cosa más que usar por lo menos una luz.

Es difícil detener nuestra vida a partir de las siete de la noche para reducir el consumo de electricidad, pero lo que sí se puede hacer es planear con anticipación nuestro día para tener una rutina que te haga más libre, que esté más en sintonía con nuestro ciclo natural y que puedas seguir en los días que no tengas escuela o trabajo para que no comprometas tus deberes. Estamos hechos para vivir sin electricidad, a fin de cuentas todo de lo que dependemos son para nuestra conveniencia, pero es posible vivir algunos días de nuestra semana sin tanta demanda de energía eléctrica. Te daré algunas ideas que puedes tomar para que planees en tu agenda cómo puedes acomodarlos y qué días puedes implementarlos. Puedes intentar alguno de los tips a manera de reto. Yo procuro hacerlos rutina los fines de semana, porque no sólo sirven para reducir tu huella ecológica sino que también dan paz a tu mente. Estar siempre pendientes del mundo electrónico cansa al cuerpo y al alma. Con estos tips puedes hacer tu vida más tranquila y alejada de lo tecnológico.

Levántate temprano y acuéstate temprano

El cuerpo humano está hecho para despertar con los primeros rayos del sol, pero con la luz azul que emiten nuestras pantallas se afecta el ciclo del sueño, porque esta indica al cerebro que todavía no debe dormirse. Nuestro ciclo circadiano está alterado para pasar despiertos toda la noche, y quedar cansados el resto del día. Los fines de semana nos vamos a dormir a las dos de la mañana y nos despertamos ya que el sol está bien arriba, para irnos a la cama de nuevo en la madrugada porque despertamos tardísimo. Pero es posible planear tu horario de otra manera. Si te despiertas al mismo tiempo que el sol, puedes hacer muchas actividades que no requieren luz artificial, y que te traerán más beneficios que pasar pegado al celular todo el día. Podrás irte a la cama sabiendo que aprovechaste bien tu día, y seguro no usarás tu celular hasta altas horas de la noche. Entre semana es difícil hacer esto porque muchos despiertan a las seis para ir al trabajo, pero los fines de semana puedes levantarte cuando salga el sol para aprovechar las horas de luz natural.

Escapar de la ciudad a la naturaleza

Usualmente recurrimos a la televisión o al celular porque estamos aburridos. Pero en la naturaleza es difícil aburrirse, siempre hay algo que descubrir, e incluso el descanso es reparador aquí. Puedes organizar salidas con tus amigos, ahora con Airbnb es súper barato visitar salidas de fin de semana. O si no tienes oportunidad de salir, México cuenta con una infinidad de parques naturales y jardines que puedes visitar.

Seca tu cabello al aire

Por las prisas de la rutina semanal, la secadora hace un enorme favor para no salir escurriendo el cabello a la calle. Pero los fines de semana puedes prescindir de todo tipo de planchas y rizadores de cabello. Son días para descansar y relajarse. Secando tu cabello al aire y dejándolo en su forma natural, este tendrá tiempo de recuperarse del daño.

Retoma la lectura

Los libros eran el Netflix de la gente de antes. Puedes encontrar todo tipo de historias, y mantenerte entretenido por horas. Además, leer ayuda a mejorar tu concentración y a ampliar tu vocabulario. Seguro que debe haber libros en tu casa que aún no conoces. También puedes intercambiar libros con tus amigos y así no tendrás que gastar nada de dinero (ni recursos naturales).

Usa la estufa en lugar del microondas

El micro nos ha hecho la vida más fácil: no necesitas pasar horas cocinando para calentar algo. Pero si tienes un día tranquilo puedes dedicar un tiempo extra a la preparación de tu comida. Quedará más rica y saludable.

Apagar tu celular

O por lo menos no lo tengas a mano todo el día. Muchos tenemos el trabajo ligado a él y es difícil alejarnos de él, pero seamos sinceros: la mayoría del tiempo lo checamos para procrastinar en redes sociales.

Busca pasatiempos diferentes

El punto anterior se liga con este. La tecnología nos ha hecho esclavos de la misma, pasamos nuestro tiempo libre scroleando en Facebook, Instagram y YouTube, y no dedicamos tiempo a nuestras verdaderas pasiones. ¿Recuerdas qué te gustaba hacer de pequeño? Pintar, armar rompecabezas, hacer DIYs… Tu alma necesita este tipo de actividades para despertar su creatividad. Hoy en día ya todo es rápido e instantáneo, pero es bueno hacer labores manuales para expresarte. Toma un tiempo para reconectar contigo y recordar qué es lo que verdaderamente te gusta hacer. Busca también cosas nuevas para hacer si es que no tienes ninguna, porque seguro existe algo en lo que puedes plasmar tu energía creativa. Tu semana rendirá mucho mejor si dedicas tiempo a tu lado artístico.

Cuando yo practico todos estos puntos siempre me queda una sensación de que estoy haciendo las cosas bien, y con esta fuerza puedo comenzar la semana feliz de que hice algo por mí y por el planeta. Muchas de estas cosas me han funcionado y las sigo haciendo durante la semana, quizás tú también puedas convertir algunas en hábitos diarios. Pueden parecer pequeñas acciones, pero de esto está hecho el cambio.

Anuncios
Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close