8m: Mujer y Madre Tierra

Este 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer. Este día fue proclamado para reconocer a las mujeres y su lucha frente a la sociedad. Algunas personas tiene conflicto con la celebración de este día por la distinción entre géneros, pero el dominio que ha existido durante toda la historia sobre la mujer no es ningún secreto. Precisamente por este tipo de ideología todavía tan latente es necesaria la celebración de este día a favor de la mujer y sus derechos. Existen antecedentes sobre el dominio de la mujer desde el comienzo de la humanidad y se han extendido hasta el día de hoy.

En el periodo neolítico, la mujer era la cabeza de la sociedad. Los grupos femeninos eran los que cultivaban la tierra mientras el hombre salía a cazar, y ellas eran incluso las que llevaban el manejo del hogar. Aquí comenzó el vínculo social de la mujer con la tierra. Después apareció el pastoreo. Al escasear la vida silvestre, el hombre formó sus propios rebaños, y se formaron nuevos patrones sociales patriarcales en torno a esta actividad. El hombre tenía animales como pertenencia, y los grupos empezaron a comerciar con mujeres debido a esta perspectiva de propiedad. Este sistema de patriarcado continuó desarrollándose hasta la época moderna. Existe un vínculo entre el patriarcado y el poder, y la mujer con el sometimiento. Este simbolismo es más que evidente en la dinámica que se juega hoy con la naturaleza: el dominio sobre el medio ambiente. En culturas antiguas se relacionaba al hombre con lo celestial y a lo femenino con lo terrenal. El poder creador masculino se encuentra en el cielo y tiene poder sobre todo lo terrenal, la madre tierra. Esta asociación de género se ha viste en diversas religiones modernas y tradiciones antiguas. Hay un linaje cultural respecto a estas ideas, y todavía hoy en día prevalecen. El hombre se ha apropiado de la mayoría de las áreas que conforman a la sociedad. La mujer ha tenido que luchar para tener los mismos derechos del hombre a trabajar, a votar y a tener educación.

Se ha comprobado que en países que se toma en cuenta a la mujer, existe un mejor nivel socioeconómico. Las comunidades donde las mujeres están destinadas a ocuparse de la casa y de los hijos han demostrado un alto índice de embarazos, enfermedades y bajo nivel económico. También se percibe la relación de la fertilidad de la tierra con la de la mujer. El patriarcado ha sobreexplotado a la mujer y a la tierra, y no solamente afecta a los grupos de mujeres ni a la naturaleza aislada, sino que repercute en la sociedad entera. Existiendo educación, las mujeres pueden decidir sobre cuántos hijos quieren tener y dedicar parte de su tiempo a desarrollarse intelectual y laboralmente. De igual manera, al haber un aprovechamiento justo y sostenible de la naturaleza, la población mundial podrá seguir existiendo con una buena calidad de vida.

El ecofeminismo aboga a favor de la relación tierra-mujer. Cuando exista un reconocimiento de los derechos de la mujer, podrá haber balance y respeto hacia la Tierra, y viceversa. Que este día sirva para reflexionar sobre el valor que le damos a las mujeres y a la naturaleza. Sin ambas no podríamos existir.

Anuncios
Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close