La industria de belleza en tiempos de crisis ambiental

Las grandes industrias son las principales contaminantes del planeta, primero por sus malos hábitos de producción, y segundo el tipo de materia prima que usan en sus productos. La industria de belleza está presente en la vida de todos, desde jabones hasta tratamientos más especiales para la piel. El skin care se ha popularizado mucho en estos años, al igual que el cuidado personal en general. Junto con esto, también han aumentado los productos de belleza novedosos. Sabemos que muchos contienen químicos peligrosos para la salud, pero hoy nos enfocaremos en los componentes ocultos que tienen un impacto ambiental dañino.

-Sheet masks

Estas mascarillas comenzaron a ser la sensación hace unos meses, y prometen hacer milagros para la piel. Pero ¿te has detenido a pensar la cantidad de empaque que contiene? El envoltorio principal está compuesto de plástico y a veces una capa de aislante metalizado. La mascarilla en tela está hecha de polietileno, el plástico más común que existe. Su tiempo de uso es de 5 minutos de uso, a cambio de 500 años abandonado en basureros. Es preocupante el auge que han tenido estas mascarillas, porque hay chicas que llegan a usar dos por semana. Si bien existen ahora sheet masks hechas de polímeros, gel y tencel, las más comunes son las de polietileno. Los principales ingredientes de estas mascarillas son químicos y agua, por lo que la mejor opción es fabricar tus propias mascarillas con ingredientes naturales, y con mayores beneficios para tu piel.

-Exfoliantes

Los microplásticos son los elementos más preocupantes que se pueden encontrar en el océano. Por su minúsculo tamaño, es fácil que los organismos lo tengan dentro de ellos, incluso en sus tejidos. Esto es tan común que incluso los platillos marinos que consumes pueden tener microplásticos. Comúnmente, las perlas exfoliantes en jabones y geles suelen ser plásticas. La mejor alternativa a los exfoliantes es el zacate o la esponja konjac, ambas son biodegradables, naturales y funcionan de la misma manera que un exfoliante, además de que son reutilizables. También puedes buscar exfoliantes a base de ingredientes naturales, como azúcar o gránulos de semillas.

-Envases plásticos

Este punto es bastante obvio. La mayoría de los productos comercializados son empacados en plástico porque es el material más barato. Al ser desechables, uno no siente tanto pesar de deshacerse de algo barato. Por el contrario, las cremas que vienen empacadas en vidrio invitan a  reutilizar los envases, que además suelen ser más bonitos. Por fortuna cada vez existen más productos sin empaque, como jabones artesanales y shampoos en barra.

-Espumantes artificiales

El propósito del jabón es limpiar la piel, cabello o superficies. La espuma que genera se forma a partir de la saponificación, proceso en el que se junta agua, ácido y algún tipo de lípido, es decir aceite o grasa. El jabón ayuda a disolver la suciedad por su molécula liposoluble e hidrosoluble, que facilita la disolución de la grasa. Esta espuma es suficiente para una buena limpieza, pero la industria usa además otro espumante: el lauril sulfato de sofio. Este es un químico usado en el shampoo, pasta de dientes y jabones líquidos. Este espumante es acumulado de todos los lugares y termina siendo llevado a cuerpos de agua naturales. Es un gran irritante para humanos, y lo mismo ocurre a todos los seres vivos que se encuentran en dichas áreas lacustres. En cambio, los jabones hechos por saponificación son biodegradables y hechos con ingredientes naturales, por lo que son una mejor alterativa.

Tu piel no está hecha para enriquecerse con compuestos extraños y mucho menos químicos. La mejor opción para el cuidado facial son los productos totalmente naturales, los que tú puedes preparar con frutas y plantas frescas. Tu piel asimilará mejor los ingredientes y serán totalmente biodegradables, además de que tendrás control total sobre lo que le pones a tu piel, sin ingredientes ocultos. Tu santo grial será el aceite de coco y la sábila. Ambos pueden ser usados como mascarillas de cabello y piel. Guarda las cáscaras de tu fruta del día y usa la parte interna para aplicarla como mascarilla, no gastarás extras y tu piel quedará exquisita al primer uso. El aceite de coco además es bueno para el uso diario, ¡hasta contiene SPF 15 para protegerte del sol! Recuerda también que una buena salud y alimentación es la mejor vía para mantener a tu piel linda. Toma mucha agua, té verde y comida cruda, esto es vida para tu piel. Es muy evidente la diferencia entre personas que son sanas y se ven radiantes, y las que usan cientos de cremas y químicos para verse mejor. Lo que es bueno para la Tierra siempre es bueno para ti.

Anuncios
Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close