¿Cómo es tu relación con tu menstruación?

La relación que hay entre la mujer y su cuerpo está determinada en gran parte por la sociedad, la religión y el sistema económico. A lo largo de la historia, el cuerpo de la mujer y su percepción ha ido cambiando, pero siempre ha estado en juicio la manera en la que cada mujer debe manejar su cuerpo. El capitalismo ha deformado la imagen de la mujer para que siempre existan productos que prometan mejorarlas hasta llegar a un ideal inalcanzable, la religión tienda a dividir los terrenal en femenino y lo celestial en masculino, y la sociedad se ha adaptado a todas estas exigencias hasta apagar sus propia autonomía para encajar dentro de los nuevos sistemas que rigen nuestra vida.

¿Te has detenido a analizar cómo es tu relación con tu periodo? Con la aparición de las toallas femeninas y tampones desechables se creó una barrera entre la sangre y la mujer. Pasó a considerarse algo sucio, que entre menos contacto tengas con ella y más absorción tengan, mejor. Hasta la aparición de productos para una menstruación sustentable, no existía opción de hacerlo de otra manera, y mucho menos era considerado poder vivir tu periodo de otra manera.

En culturas antiguas, el ciclo menstrual de la mujer se consideraba relacionado con los ciclos lunares de 28 días. No es sólo una perspectiva espiritual. La luna tiene influencia sobre  los océanos y crea las mareas. Nosotros somos 70% agua: es claro que también en nosotros va a surtir efecto la fase lunar en curso. Como mujeres, estamos vinculadas a los ciclos naturales, y podemos desarrollar nuestra unión con los mismos para una vida más equilibrada y plena.

Antiguamente también se utilizaba la sangre como fertilizante sagrado para las plantas. El desecho menstrual es rico en nitrógeno, lo que ayuda a las plantas a mantenerse sanas. Las mujeres aborígenes también aprovechaban la sangre para curar heridas.  El ciclo natural es que todo regrese a la tierra, no a basureros.

“¡Mujeres, si todavía tienen la menstruación, sean sabias y honren a su cuerpo y a su sangre! Su sangre es una de las fuentes más elevadas de fertilidad y marcaje de su territorio. La comprensión de los misterios de la sangre es la clave que los conecta con su fuente de poder y con su conocimiento más íntimo.”


Bárbara Marciniak, en su libro Tierra.

Los nuevos métodos que han aparecido para disminuir los desechos, como la copa menstrual y las toallas reutilizables, han abierto una nueva oportunidad para que las mujeres aprendan a convivir con su periodo. Al ser reutilizadas, las mujeres están en cercanía con su propia sangre, algo tan negado por todos. Cuando mejora tu relación hacia tu menstruación, también disminuirán los dolores y molestias, porque tu feminidad estará sanando. Este es sólo el comienzo de una relación sana con tu cuerpo que se verá reflejado en todas las áreas de tu vida.

Según como vayas experimentando tu menstruación, puedes ir incorporando algunas de las prácticas ancestrales antes mencionadas. Rompe tabúes y acércate a tu naturaleza femenina. Nuestro cuerpo no es sucio, es sagrado.

Anuncios
Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close